Los múltiples beneficios de tener una piscina y usarla con su familia

Los múltiples beneficios de tener una piscina y usarla con su familia

Cuando llega el verano, a muchas personas les gusta pasar el día en la piscina con la familia, para disfrutar del sol y de refrescarse en el agua. Además de ser una actividad divertida, puede aportar muchos beneficios para el grupo familiar.

A continuación se presentan varias de las ventajas de nadar juntos en familia, tanto para uno mismo, como para toda la familia:

1- Formar un vínculo fuerte

Es muy probable que cada integrante de la familia tenga su propia organización, de acuerdo a sus horarios de trabajo, estudio, actividades extracurriculares, entre otros. De manera que pasar tiempo juntos puede ayudar a compensar, por todos esos momentos que viven separados.

Nadar junto al esposo o la esposa y los niños ayuda a fortalecer los vínculos familiares, de manera que todos crezcan juntos como personas. Asimismo, es posible enseñarle a los niños cómo sentirse seguros en el agua y aprender a nadar, con el fin de que sean menos propensos a ahogarse.

2- Mantenerse activo y en forma

Nadar contribuye a mejorar la salud física y es una buena opción para mantenerse activo en familia. Ayuda a quemar calorías, generar fuerza muscular, fortalecer los pulmones y tener buenos valores de salud, como los latidos por minuto.

Además, esta actividad es tan entretenida, que muchas veces uno ni se da cuenta de que se está haciendo ejercicio, lo cual mejora la salud cardiovascular.

3- Aprender a estar seguro al nadar

Si bien estar en el agua tiene muchos beneficios, también puede ser peligroso, por el riesgo de que un niño se ahogue accidentalmente. Así como se mencionó antes, hay que explicarle a los más pequeños, cómo actuar en caso de emergencias (aparte de prevenirlas).

Tan solo aprender a nadar puede ayudar a salvar una vida, sea la propia o la de otra persona. En la actualidad existen muchos adultos que no saben nadar, lo cual podría perjudicarlos, en caso de verse en problemas.

Si necesitas apoyo con esto y vives en Chile, puedes contactar a un profesional que esté cerca de ti, en colaboración con 2×3.

4- Reducir el estrés

Todo el mundo se estresa de vez en cuando, incluso los niños, por lo que nadar es una actividad que permite reducir la ansiedad y la tensión de un día largo. Incluso se dice que podría reducir el impacto de la depresión y el estrés a nivel general.

A medida que uno está nadando, el cerebro segrega serotonina, la cual es una hormona que mejora el estado de ánimo. Lo que se le suma a la felicidad de compartir tiempo de calidad con los seres queridos y mantenerse activo, resultando así en menos estrés para toda la familia.

5- Mejorar las habilidades sociales

Nadar en grupo ayuda a mejorar el trabajo en equipo y la comunicación entre todos, lo cual puede dar resultados en el día a día, bien sea en la oficina o en la escuela. Es más, i se nada en una piscina pública o en la playa, es posible interactuar con personas nuevas, lo cual facilita aprender habilidades sociales.

En el caso de los niños, es importante que ellos aprendan a ser sociales, con el fin de que puedan compartir con otros niños, entretenerse con juegos y divertirse.

6- Entretenimiento

Tener una piscina en casa es una gran oportunidad para celebrar fiestas con invitados, sin necesidad de buscar un lugar aparte. Puedes decorar el espacio con motivos alusivos a superhéroes o a criaturas marinas, especialmente si hay niños.

Enseñarle a los niños habilidades blandas como la motivación y la competencia positiva a través de juegos, les puede ayudar mucho en el futuro, puesto que mejora su coordinación, flexibilidad, resistencia y fuerza.

Share

You Might Also Like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Chat
1
Estamos en línea
¡Bienvenido! Escríbenos para brindarte asesoría personalizada.

HOSTING, DISEÑO Y DESARROLLO POR WWW.MIX.COM.CO